Espacio ISHyR
Revista Nº7
Indice Quiénes somos
Documento sin título
ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE


Prof. Silvia Schnitzler*

 

El presente artículo es la continuación de mi investigación en el área de la comprensión lectora. En esta instancia me dedico al análisis de las estrategias de aprendizaje en general, siguiendo el marco teórico que establece Rebecca Oxford (1990) en su libro “Language Learning Strategies - what every teacher should know” (que traduzco al español como “Estrategias de aprendizaje en las lenguas – lo que todo docente debería saber”).

La palabra strategia deriva del griego antiguo y significa “el arte de la guerra”. Eventualmente se aplicó al manejo óptimo de las tropas, barcos o aviones en una campaña militar planeada. Este concepto se suele confundir con el de táctica, el cual implica herramientas para lograr el éxito de las estrategias. Sin embargo, muchos autores utilizan estos términos indistintamente. Ambas expresiones implican planeamiento, competición, manipulación conciente y direccionamiento hacia el logro de una meta. Fuera del ámbito competitivo mantienen la idea de planificación, paso o acción conciente hacia la obtención de un objetivo.

En el ámbito educativo hablamos de estrategias de aprendizaje: operaciones empleadas por el educando para facilitar la adquisición, almacenamiento, recuperación y uso de la información. Esta definición se puede expandir a acciones específicas llevadas a cabo por el educando para que el aprendizaje resulte más fácil, rápido, placentero, autodirigido, efectivo y transferible a nuevas situaciones.

Es importante diferenciar las estrategias de las habilidades (skills). Anderson (2003) considera que una habilidad es una estrategia que se ha vuelto automática. A medida que los alumnos aprenden y practican estrategias de lectura específicas en una manera conciente, se logra el movimiento:

de conciente
a inconciente
de estrategia
a habilidad

Rebecca Oxford (1990) clasifica a las estrategias en dos grandes grupos: directas e indirectas, las cuales se subdividen en distintos tipos de estrategias que mantienen interconexiones entre sí. En el gráfico se observan los seis tipos de estrategias (directas e indirectas).

A continuación se clasifican y describen las estrategias de aprendizaje siguiendo el modelo propuesto por Rebecca Oxford.


Estrategias directas

Las estrategias directas son las estrategias de aprendizaje que directamente se relacionan con la segunda lengua y requieren un procesamiento mental de la misma. Se dividen en: estrategias de memoria, cognitivas y de compensación.


Estrategias de memoria:

Las estrategias de memoria tienen una función altamente específica: ayudar a los alumnos a almacenar y recuperar información nueva.

Estas estrategias son más efectivas cuando el alumno las usa simultáneamente con estrategias metacognitivas, como prestar atención, y estrategias afectivas, como reducir el grado de ansiedad.

La manera de ponerlas en práctica y de asociarlas debe ser significativa para el alumno y el material a ser analizado debe también ser significativo.
Por medio de la memoria se puede ‘manejar’ una de las áreas más ‘inmanejables’ de la lengua como lo es el caudal léxico.

El siguiente es el diagrama de las estrategias de memoria. En inglés las iniciales de los grupos A, B, C, y D forman el anagrama C.A.R.E. (take CARE of your memory, and your memory will take CARE of you!).

A. Crear conexiones mentales 1- agrupar
  2- asociar / elaborar
  3- ubicar nuevas palabras en un contexto
   
B. Aplicar imágenes y sonidos 1- usar imágenes
  2- mapa semántico
  3- usar palabras clave
  4- representar sonidos en la memoria
   
C. Revisar y repasar 1- revisión estructurada
   
D. Emplear acción 1- usar respuesta física o sensación
  2- usar técnicas mecánicas


Estrategias cognitivas:

Las estrategias cognitivas permiten al alumno comprender y procesar nueva información de diferentes maneras y por diferentes medios.

Todas estas estrategias implican manipulación o transformación de la lengua meta por parte del estudiante. Son muy utilizadas y demuestran cuán importante es darle un rol principal a la práctica de la lengua. Los adultos, especialmente, tienden a ‘razonar’ la nueva lengua: construyen un modelo formal en su mente por medio del análisis y la comparación, crean reglas generales y las revisan a la luz de nueva información. Esto es muy positivo pero se puede volver negativo cuando se sobre generalizan las reglas o cuando se transfieren expresiones de una lengua a otra. Tales errores pertenecen a la “interlengua”, una forma híbrida de la lengua que se caracteriza por ser un ‘medio-camino’ entre la lengua materna y la lengua objetivo.

Se incorpora a continuación el diagrama de las estrategias cognitivas. En inglés las iniciales de los grupos A, B, C, y D forman el anagrama P.R.A.C. (cognitive strategies are PRACtical for language learning).

A. Práctica

1- repetición

  2- práctica formal con los sonidos y la escritura
  3- reconocer y usar fórmulas y patrones
  4- recombinar
  5- práctica naturalística
   
B. Recibir y enviar mensajes
1- obtener la idea rápidamente
  2- usar recursos para recibir y enviar mensajes
   
C. Analizar y razonar 1- razonar deductivamente
  2- analizar expresiones
  3- analizar contractivamente (las 2 lenguas)
  4- traducir
  5- transferir
   
D. Crear estructuras para input y output 1- tomar notas
  2- resumir
  3- resaltar


Estrategias de compensación:

Las estrategias de compensación les permiten a los alumnos usar la lengua a pesar de la existencia de brechas en el conocimiento.

Compensan a un pobre o inadecuado repertorio de conocimiento gramatical y de vocabulario. Los ‘buenos’ aprendices de la lengua aplican la estrategia de ‘adivinanza’ basándose en conocimientos previos. Los ‘malos’ aprendices de la lengua ‘se desenganchan’, entran en pánico, o buscan desesperadamente en cualquier diccionario todas las palabras que desconocen, lo cual les impide el progreso hacia la fluidez.

Adivinar es en realidad una manera particular en que la gente procesa la información nueva –interpretando la data por medio del contexto inmediato y de sus propias experiencias de vida-. Estas adivinanzas inteligentes incluyen tanto a alumnos expertos como a novatos.

La compensación no sólo se aplica a la comprensión sino también a la producción de la lengua –al habla y a la escritura-. Así, los alumnos siguen usando la lengua y obtienen más oportunidades de práctica que les permite aplicar con mayor fluidez lo que ya saben. Otras estrategias como la invención de nuevas palabras los ayuda a ganar información sobre lo que es apropiado y permisible en la L2¹.

El diagrama de las estrategias de compensación es el siguiente. En inglés las iniciales de los grupos A y B forman el anagrama G.O. (language learners can GO far with compensation strategies).

A. Adivinar inteligentemente 1- usar pistas lingüísticas
  2- usar otras pistas
   
B. Sobreponerse limitaciones en el habla y la escritura 1- cambiar a la lengua materna
  2- obtener ayuda
  3- usar mímica o gestos
  4- evitar comunicación parcial o total
  5- seleccionar el tema
  6- ajustar o aproximar el mensaje
  7- inventar palabras
  8- usar otros términos o sinónimos


Estrategias indirectas

Las estrategias indirectas apoyan y manipulan el aprendizaje de la lengua sin involucrar directamente a la segunda lengua. Se clasifican en estrategias metacognitivas, afectivas y sociales.


Estrategias metacognitivas:

Las estrategias metacognitivas le permiten al alumno controlar su propia cognición; es decir coordinar el proceso de aprendizaje usando funciones tales como focalizar, agrupar, planificar y evaluar. “Metacognitivo” significa más allá de, al lado de o con lo cognitivo. Le permiten al alumno coordinar su propio proceso de aprendizaje y resultan esenciales cuando éste se encuentra sobrepasado por muchas “cosas nuevas”: vocabulario desconocido, reglas confusas, costumbres sociales inexplicables, metodología de enseñanza no tradicional. Con toda esta novedad muchos alumnos “pierden el foco”, el cual se puede retomar por medio de la metacognición. Además, pueden acomodar y planificar su aprendizaje de una manera eficiente y efectiva.

Muchas veces, los alumnos tienen problemas en monitorear sus errores de una forma realista. La confusión se agrava con los sistemas de evaluación académica que premian el aprendizaje de determinadas reglas gramaticales en lugar de la competencia comunicativa. A pesar de que las estrategias metacognitivas son extremadamente importantes, los estudios demuestran que muchos alumnos las usan esporádicamente y sin llegar a darse cuenta de su nivel de importancia.

Se desarrolla a continuación el diagrama de las estrategias metacognitivas. En inglés las iniciales de los grupos A, B y C forman el anagrama C.A.p.E. (metacognitive strategies make language learners more CAPE-able).

A. Centrar el aprendizaje 1- revisar y conectar material ya conocido
  2- prestar atención
  3- postergar producción oral para focalizar en la escucha.
   
B. Arreglar / acomodar y planear el aprendizaje 1- averiguar acerca del aprendizaje de la lengua
  2- organizar
  3- proponerse metas y objetivos
  4- identificar el propósito de una actividad (escuchar, leer, hablar y escribir con un propósito)
  5- planificar para una actividad de la lengua
  6- buscar oportunidades para practicar
   
C. Evaluar el aprendizaje 1- auto-monitoreo
  2- auto-evaluación


Estrategias afectivas:

Las estrategias afectivas ayudan al alumno a regular sus emociones, actitudes, motivación y valores.

El territorio afectivo es imposible de describir dentro de límites definidos. Comprende conceptos tales como auto-estima, ansiedad, choque cultural, inhibición, toma de riesgo y tolerancia por la ambigüedad.

El costado afectivo de un alumno es probablemente una de las mayores influencias en el éxito o el fracaso en el aprendizaje de una lengua. Los ‘buenos’ aprendices saben cómo controlar sus emociones y actitudes acerca del aprendizaje: la positividad lo torna más efectivo y divertido a la vez.

La auto-estima es un elemento fundamental en la afectividad. La auto-valoración puede ser excesivamente positiva o excesivamente negativa, ambas posturas son nocivas pero la segunda es aún más nociva debido a que el alumno puede establecer un auto-convencimiento de que no podrá lograr sus metas de ninguna manera. Esto afecta a habilidades de la lengua como la audio-comprensión, la lecto-comprensión y la producción oral particularmente. Además, es un factor que influye fuertemente en el hecho de que el alumno mantenga o pierda las habilidades adquiridas una vez que su capacitación formal haya concluido.

Por su parte, la ansiedad dañina se presenta en forma de: preocupación, auto-duda, frustración, inseguridad, helplessness, miedo y hasta síntomas físicos. Un estado de aula ‘normal’ también puede crear un alto grado de ansiedad debido a que el alumno está frecuentemente forzado a expresarse en un estado de ignorancia y dependencia frente a sus pares y al docente. Cuando tratan de practicar la lengua fuera del ámbito escolar, la ansiedad puede ser mayor.

Diagrama de las estrategias afectivas. En inglés las iniciales de los grupos A, B y C forman el anagrama LET (affective strategies help language learners LET their hair down!).

A. Bajar la ansiedad 1- usar relajación progresiva, respiración profunda o meditación
  2- usar música
  3- apelar a la risa
   
B. Darse ánimo a uno mismo 1- hacer comentarios positivos
  2- tomar riesgos sabiamente
  3- recompensarse a uno mismo
   
C. Tomarse la temperatura emocional 1- escuchar a nuestro cuerpo
  2- usar una lista de chequeo (checklist)
  3- llevar un diario del aprendizaje de la lengua
  4- discutir nuestros sentimientos con otras personas


Estrategias sociales:

Las estrategias sociales ayudan al alumno a aprender a través de la interacción con los otros.

La lengua es una forma de comportamiento social; es comunicación y la comunicación ocurre entre las personas. Una de las formas elementales de interacción consiste en hacer preguntas, las cuales ayudan al alumno a ‘acercarse’ al mensaje que intenta transmitir. Las preguntas también colaboran para que el interlocutor provea mayor cantidad de input en L2² , y además muestran interés e inclusión. Por otra parte, la respuesta del otro indica si se comprendió la pregunta en sí misma y de esta manera el docente obtiene feedback indirecto sobre las habilidades productivas del alumno.

Las preguntas se pueden categorizar en: pedir clarificación (cuando algo no se comprendió); pedir verificación (cuando el alumno quiere chequear si algo es correcto); pedir ser corregido (cuando el alumno quiere ser corregido, sobre todo, en clase). Es importante destacar que el micro ambiente del aula ofrece más posibilidades de corrección abierta y manifiesta que un macro ambiente social más natural e informal.

La cooperación en general, con sus pares o con hablantes más competentes, es esencial para el proceso de aprendizaje. Por cooperación entendemos colaboración, es decir que está excluida la competición y que está incluido el espíritu de grupo. El docente puede insertar en sus clases una estructura cooperativa por medio de la tarea o de un sistema de recompensas, y en cualquier caso promover interdependencia positiva y apoyo mutuo.

El aprendizaje cooperativo muestra efectos significativos: incrementa la autoestima, la confianza y el disfrute; favorece el logro de objetivos de forma más rápida; inculca mayor respeto por el docente, la escuela y la materia; promueve el uso de estrategias cognitivas de alto grado (higher-level), la disminución de los prejuicios y el incremento del altruismo y la preocupación por el otro.

Desafortunadamente, los establecimientos educativos refuerzan la competición en detrimento de la cooperación. A pesar de que la competencia tiene su lado positivo, debido a que muchas veces genera un deseo de mejora; también tiene su costado negativo, ya que desencadena un estado de ansiedad, culpa, hostilidad, miedo y retraimiento por parte del alumno. Ante esta situación, el docente debe ayudar al alumno a confrontar y probablemente a modificar sus actitudes, culturalmente definidas, acerca de la cooperación y la competición.

Por último, la empatía es la habilidad de ‘ponerse en el lugar del otro’ para comprender la perspectiva de éste. Mostrar empatía es esencial en el aprendizaje de una lengua. A través de las estrategias sociales, el educando aumenta su capacidad de comprensión cultural y se concientiza sobre los pensamientos y sentimientos de los demás.

Diagrama de las estrategias sociales. En inglés las iniciales de los grupos A, B y C forman el anagrama ACE (ACE language learners use social strategies!).

A. Hacer preguntas 1- pedir clarificación o verificación
  2- pedir ser corregido
   
B. Cooperar con los otros 1- cooperar con los pares
  2- cooperar con hablantes eficientes de L2
   
C. Tener empatía con los otros 1- desarrollar comprensión cultural
  2- concientizarse de los pensamientos y sentimientos de los otros.


Conclusión

En este artículo he presentado un panorama general de las estrategias que pueden ser utilizadas para maximizar el aprendizaje de una segunda lengua. Cabe aclarar que los docentes deberían ‘trabajar’ estos conceptos conjuntamente con sus alumnos para concientizarlos de los beneficios de la aplicación de estrategias de aprendizaje. El alcance de este trabajo no se limita sólo al aprendizaje de una segunda lengua, sino que se extiende a otro tipo de aprendizaje. Sólo cuando el alumno posee las ‘herramientas’ para su formación intelectual es cuando éste puede lograr una mayor autonomía en su aprendizaje que lo ayude a continuar con su formación continua.

En un trabajo posterior, me abocaré a la aplicación práctica de estrategias de aprendizaje en el proceso de lecto-comprensión. Intentaré demostrar que la utilización de estrategias optimiza notablemente los procesos de lectura.


Bibliografía
- ANDERSON, Neil J. (2003). Active – skills for reading, book 2. Thomson Heinle.
- OXFORD, R. (1990). Language Learning Strategies – what every teacher should know. Heinle & Heinle Publishers.


* Profesora de Inglés del Instituto de Enseñanza Superior Nº 28 Olga Cossettini; del Instituto Superior de Hotelería y Restaurateur –ISHyR- y del Instituto de Ciencias Comerciales Nº 4009.


¹ L2 se refiere a la lengua que se está aprendiendo (segunda lengua), en este caso el inglés. L1 es la lengua materna o nativa, en nuestro caso el español.
² Input se refiere a todas las instancias en que el estudiante está ‘expuesto’ a L2, es decir, todas las oportunidades que tiene de leer, escuchar, hablar y escribir en la segunda lengua.